MANIFIESTO DE MÁLAGA POR LA EDUCACIÓN PÚBLICA PARA EL 8 DE MAYO

La Subcomisión de Educación para un Pacto Educativo
creada para trabajar en la derogación de la LOMCE, la ley
educativa del PP aprobada sin el respaldo de la comunidad educativa, está trabajando de espaldas a ella para evitar que se hablen de las necesidades reales de la escuela pública.
Desde MEP creemos que hay que atender las exigencias reales de la comunidad educativa: la financiación, la gratuidad, la laicidad, la democratización, la participación, etc.

Hay que revertir las contrarreformas del PP y la LOMCE, así como los recortes sufridos por la escuela pública.
Los y las estudiantes siguen sufriendo las consecuencias de los itinerarios selectivos, las aulas masificadas, las evaluaciones externas, los centros educativos deteriorados, el olvido a la atención a la diversidad, etc.

Las familias seguirán sin recibir ayudas y aumentando sus gastos para compensar los déficits de atención en las escuelas, y el profesorado seguirá enfrentándose a las dificultades de dar clase en aulas con demasiado alumnado, con un número de horas lectivas excesivo, con disminuciones de sueldo cuando requieren de una baja por enfermedad, situaciones de interinidad que se alargan indefinidamente a lo largo de los años, etc.

Por otro lado, apostamos por la estabilidad de las plantillas en los centros educativos y universitarios andaluces como una condición necesaria para garantizar la calidad de la enseñanza. Sin embargo, nos encontramos en Andalucía a más de catorce mil profesores y profesoras de la enseñanza no universitaria en situación de precariedad laboral, con la mitad de plantilla del Personal de Administración y Servicios también en precariedad, incluso algunos y algunas con contratos minijobs, además del personal que atiende a los servicios educativos externalizados con empresas que ni siquiera cumplen los convenios colectivos. En universidad es un clamor que casi la mitad de la plantilla está en situación precaria.

Así pues, exigimos acabar con la precariedad laboral en educación para garantizar la calidad del sistema educativo, amén de respetar las directivas europeas de contratación en fraude de ley, dado que estos puestos de trabajo no son temporales sino estructurales de los centros de enseñanza. Y exigimos para todos y todas los trabajadores y trabajadoras que están en esta situación que puedan acceder a la estabilidad reconociéndoseles sus méritos, años de servicio y dedicación a la enseñanza. Tenemos que acabar en Andalucía
con estos escenarios de “fraude”, vulneración de derechos y, en definitiva, de feudalismo laboral en la enseñanza pública.

  • Y, como colofón a las políticas de recorte, nos encontramos con un borrador de Presupuestos del Estado que vuelve a reducir la inversión pública en educación al 3,7 % del PIB, una inversión similar a la registrada en el año 1992.
    Por ello, las exigencias de la comunidad educativa tienen que seguir girando sobre la reversión de los recortes, el aumento del presupuesto educativo y la derogación de la LOMCE, e incorporar las demandas de las familias, de los y las estudiantes y del profesorado.
    Por todo ello, desde MEP animamos a la reivindicación de la Plataforma Estatal por la Escuela Pública, y llamamos a la movilización el 8 de mayo como medida de lucha frente al inmovilismo del PP que sigue desatendiendo la Educación y considerando que no es una prioridad para su Gobierno.
    Así pues, exigimos:
    ✓ Mayor financiación de la Educación.
    ✓ Nueva Ley educativa consensuada con la Comunidad educativa.
    ✓ Reversión de los recortes: Bajada de ratios en las aulas, recuperación de
    programas de atención a la diversidad, aumento del profesorado en los centros y
    reducción de sus horas lectivas y, supresión de los descuentos por enfermedad,
    etc.
    ✓ Más becas y ayudas al alumnado.
    Ya no hay excusas ¡¡AHORA EDUCACIÓN PÚBLICA!!
    Descarga el manifiesto aquí

Deja un comentario