Ruido, mucho ruido, contagioso ruido

Si te quedaban dudas sobre si ir a Sevilla el jueves 17 a defender tu puesto de trabajo, léete los servicios mínimos propuestos por la Consejería y se te quitarán.

Tenemos bus y muchas ganas de gritar en Torre Triana a tiro de oído de quien nos desprecia y nos boicotea.

¿Vas en coche? Recuerda decirlo en tu claustro y llévate a compañer@s que no tengan vehículo.

El asunto es que hasta la Giralda se bambolee con la onda expansiva de nuestros gritos. El asunto es que ya está bien de que la Consejera mire para otro lado como si aquí no estuviera pasando nada.

Eso sí, los servicios mínimos que han resuelto son dignos de Milton Friedman: “hagan ustedes huelga, pero que no altere nada”.

Señora Consejera: la huelga es alteración e interrupción de la normalidad. Pretender lo contrario es acabar con el derecho a huelga. Y eso sólo hace que nos cabreemos más.

Compañero/a: ¿De verdad vas a ir a trabajar el 17 de mayo cuando estamos tod@s l@s interin@s en la calle jugándonos nuestro futuro?

Deja un comentario