Así cambian las oposiciones 2019 para maestros en Andalucía

Opositores durante un examen para acceder a la administración

La Consejería de Educación comunica que en el proceso para el acceso a la función pública de este cuerpo habrá variaciones en el examen, evaluación y precio.

Cambios en las oposiciones del cuerpo de Maestros 2019 en Andalucía. Según la reunión de la Mesa Sectorial de Educación reunida el pasado viernes, la Oferta de Empleo Público (OPE) de este año ha cambio la forma de examen y también su evaluación. Explican desde el sindicato Anpe que las variaciones que los aspirantes que quieren acceder a la función pública están tanto en los ejercicios prácticos como en los teóricos.

Así, en la fase práctica, los opositores para algunos de los puestos del Cuerpo de Maestros podrán elegir entre tres opciones para la primera prueba. Además, indican desde Anpe, las programaciones didácticas que tienen que hacer en las oposiciones los aspirantes a maestros en el caso de Educación Infantil, «no tendrá que especificarse la contribución a la adquisición de competencias».

Hay más cambios. Así, «en la fase de concurso, la administración educativa confirma que se valorará más de un máster oficial en el correspondiente apartado del baremo», explican los sindicatos presentes en la reunión del pasado viernes.

Además, el precio de esta prueba también varía. Según fuentes del sindicato CCOO, la tasa de matriculación será de 42,92 euros «por incremento del IPC», explican desde la formación sindical.

Por otro lado, según ha podido saber ABC, desde la Consejería de Educación y Deportes han informado de su intención de configurar tantos tribunales como sean necesarios para que la ratio sea de 80 opositores por tribunal. Además, han explicado que la presidencia de los mismos podría recaer en inspectores de Educación -cuerpo para que el que Educación ha convocado oposiciones también recientemente con el compromiso de ofertar unas 30 plazas de acceso libre-.

Desde Anpe han pedido a la administración «que se adopten todas las medidas posibles para que el proceso selectivo sea lo más transparente, garantista y objetivo posible, con criterios de corrección públicos, y un procedimiento arbitrado para reclamación de las pruebas». Al hilo de esta petición, desde Educación explicaron que «los criterios generales de evaluación se publicarán cuando los tribunales los tengan listos».

La Junta de Andalucía designa coordinador de la gestión sanitaria a un sobrino del consejero de Salud

José Manuel Rumbao Aguirre era hasta ahora director médico del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba

La Consejería defiende el perfil del familiar de Jesús Aguirre para el puesto de libre designación y aluden sobre su parentesco a «una coincidencia»

El PP, cuando estaba en la oposición, llegó a rastrear la «extraña coincidencia» de una serie de apellidos de altos cargos de la Junta con los de responsables de otros departamentos en manos del PSOE en busca de casos de «nepotismo»

     Javier Ramajo          

   27/03/2019       

                           

Compartir en Facebook

                                       

Compartir en Twitter

           

    A profesionales y responsables del @HUReinaSofia y del @IMIBIC nos ha encantado compartir el #almuerzoBenenéfico de la @FBangassou hoy en el @RealCirculoAmis de #Córdoba.   

Rumbao, a la derecha del consejero, el pasado 9 de marzo durante un almuerzo benenéfico de la Fundacion Bangassou@HUReinaSofia     

José Manuel Rumbao Aguirre ocupa el puesto de coordinador de la Subdirección de Gestión Sanitaria del Servicio Andaluz de Salud (SAS), dependiente de la Consejería de Salud y Familias, en el nuevo gobierno de coalición de PP y Ciudadanos. Rumbao, que desde el pasado junio era director médico del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba, es sobrino del consejero, Jesús Aguirre.

Rumbao Aguirre, de 40 años, ha sido designado para un puesto de libre designación «por el gerente del SAS», Miguel Moreno, y «no por el consejero», según aclaran fuentes de la Consejería. Por el momento, ha empezado a trabajar ya dentro de la estructura de la Dirección del SAS como «personal adscrito» para el puesto de coordinador del área que dirige José de Calasanz Díaz-Borrego Horcajo, subdirector de Gestión Sanitaria. Las fuentes no aclaran si su nombramiento, que aún está «en proceso de formalizarse», se publicará en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA), ya que existe un «límite difuso» a partir del cual la designación de un cargo debe aparecer o no en el BOJA, explican las fuentes.

   

Desde el departamento que dirige Jesús Aguirre, cuyo apellido fue confundido cuando fue nombrado el pasado mes de enero, también se apunta que el consejero proviene de «una familia de médicos», y que «su ámbito familiar es ese», explicando que la designación como coordinador de la gestión sanitaria de su sobrino, pediatra, obedece a «una coincidencia, más allá de que el parentesco pueda generarle al consejero, aunque no lo nombra él, más confianza porque lo conoce», aclarando en todo caso que a Rumbao Aguirre «lo designa el gerente del SAS» y que tiene una trayectoria reconocida.

Los hermanos de Naranjo y el sobrino de González

Más allá de la casualidad a la que alude Salud, el PP andaluz llegó a rastrear la «extraña coincidencia», según palabras de su antiguo secretario general, y ex ministro, Juan Ignacio Zoido, de una serie de apellidos de altos cargos de la Junta con los de responsables de otros departamentos de la administración autonómica o local en manos del PSOE para averiguar si daban casos concretos de «nepotismo».

Zoido llegó a anunciar que cada mes facilitaría una relación de esas coincidencias; aunque se cuidó mucho de hacer una denuncia expresa de enchufismo, se refirió en concreto a los apellidos del presidente de la Junta, Chaves González, y a los de otros dirigentes socialistas como Torres Vela, Sánchez Monteseirín, Gracia Navarro, Pizarro Medina, Perales y Toscano, algunos de los cuales llegaron a los populares a través de anónimos.

Aquel plan de los populares andaluces en 2005 se produjo después de que la que fuera vicesecretaria general de su partido, Esperanza Oña, acusara falsamente a la entonces consejera de Gobernación, Evangelina Naranjo, de tener a dos hermanos trabajando en la Junta de Andalucía. El PP argumentó que Oña hizo la acusación al ver en un papel sobre funcionarios de la Junta que había dos personas que tenían los mismos apellidos que la consejera Naranjo, que exigió a Oña la retirada de su falsa acusación del diario de sesiones del Parlamento. En una carta, Naranjo también pidió a Oña que se retractara, a lo que la popular se negó.

Más recientemente, en 2014, el PP andaluz pedía explicaciones sobre la trayectoria y las relaciones contractuales con la Junta de Andalucía de Juan María González Mejías, sobrino del expresidente del Gobierno Felipe González, imputado en el caso Invercaria y asesor de una de las empresas que aspiraron a explotar la mina de Aznalcóllar. Carlos Rojas, entonces portavoz de los populares andaluces, se preguntaba si el sobrino de Felipe González se había convertido ahora «en un conseguidor de contratos» con la Administración andaluza.

En 2012, la Junta tuvo que salir al paso tras las críticas vertidas, también desde el PP, sobre posibles casos de «nepotismo» al trascender que familiares de determinados dirigentes de IU, entonces socios del PSOE en la Junta, fueran a ocupar cargos en la administración autonómica. El entonces portavoz de la Junta, Miguel Ángel Vázquez, indicó que el apellido no debe impedir a nadie acceder a un cargo en la administración si cumple con los requisitos para desarrollar sus funciones con eficiencia y solvencia.

Trayectoria profesional de Rumbao

La trayectoria profesional de Rumbao Aguirre, según consta el currículum vitae aportado a este periódico por la Consejería de Salud, comenzó en el Hospital Universitario Reina Sofía en 2003 cuando inició su residencia en el servicio de Pediatría. Licenciado en Medicina por la Universidad de Córdoba (1996-2002), continuó su especialización en el complejo hospitalario cordobés y la completó entre 2006 y 2007 con una formación específica en Infectología Pediátrica, lo que le permitió a partir de 2009 coordinar la unidad de Infectología Pediátrica del complejo sanitario.

Está acreditado en nivel Excelente por la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía (ACSA) desde abril de 2015 y durante el año 2017 (de marzo a noviembre) fue responsable del Servicio de Calidad y Documentación Clínica del hospital. Comprometido con la docencia, durante siete años ha sido tutor de residentes de Pediatría.

Asimismo, destaca su trayectoria como investigador principal en distintos estudios, fundamentalmente en el ámbito de la infección respiratoria, bronquiolitis, uso adecuado de antimicrobianos y vacunación. En este campo, cuenta con más de medio centenar de publicaciones, cursos, congresos y conferencias. En su currículo como gestor destaca el Máster en Dirección Médica y Gestión Clínica y tres títulos de Experto Universitario en Vacunas en Atención Primaria, Seguridad del Paciente y Urgencias Pediátricas. Es también miembro del Grupo de Estudio de Infección Fúngica de la Sociedad Española de Infectología Pediátrica y del grupo de Infección Nosocomial de esta misma sociedad científica.